Las leyendas de la Mujer Muerta

Las tres leyendas de la Mujer Muerta

Las montañas siempre han tenido algo misterioso e impresionante, quizá porque te haga sentir tan pequeño y tan grande a la vez, o quizá porque estas grandes moles de piedra sean morada de los antiguos Dioses.

A lo largo de la historia, el misticismo que rodea las cumbres ha sido fuente de inspiración de leyendas que embellecen aún más si cabe estos paisajes, que se han convertido con el tiempo en atractivos adicionales para su visita.

En torno a “La Mujer Muerta”, existen tres leyendas de cómo se generó el macizo (conjunto de montes de La Pinareja, Peña el Oso y Pico de Pasapán) en las que se mezcla mitología y amor y que me gustaría compartir.

Hércules Fundador de Segovia

La primera, narra cómo Hércules (hijo de Júpiter) y fundador de Segovia, perfiló a la mujer por deseo de un caballero fiel que lo acompañó cuando levantaba la ciudad. El caballero se enamoró de una joven, pero el padre de ella no aceptó el romance, y prefirió matarla antes que verla en brazos del caballero. Este suplicó a Hércules que esculpiera la forma femenina de su amada y el semidiós se lo concedió.

La hija del granjero y el pastor

La segunda de las leyendas relata el amor de la hija de un granjero y un pastor de las cercanías enamorado. Este, al ver a otro pastor un posible rival, viendo que la joven estaba siendo cortejada por él, ciego de ira y celos lo mató. Fue entonces cuando se desató una terrible tormenta que partió la tierra y apareció esa gran mole rocosa, que recibió el nombre de “La Mujer Muerta”.

Los dos hermanos gemelos

La tercera leyenda, relata las luchas por la jefatura que llevaron a cabo dos hermanos gemelos, hijos del recientemente fallecido jefe de una tribu que vivía donde hoy se encuentra el Alcázar de Segovia. La madre de ambos, angustiada por perder a uno de sus hijos, ofreció su vida a los dioses para que ellos no se enfrentaran. El sacrificio fue aceptado y desató una gran tormenta. El suelo se removió y apareció el cuerpo de la madre en forma de gran montaña, imagen que los hijos reconocieron e inmediatamente pararon la lucha, gobernando juntos su tribu.

Ahora que ya conoces como se formó este maravilloso grupo de montañas, seguro que vives mas intensamente tus rutas por el Cordal de la Mujer Muerta.

Ruta de La Mujer Muerta

Te puede interesar:
Las leyendas del Aneto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: