Nikko

Nikko

La ciudad de los Templos, Nikko

Nikko es una pequeña ciudad situada al norte de Tokyo a una hora y media en el tren bala. Esta ciudad ofrece como principal atractivo su conjunto de monasterios y templos, así como su magnífico parque natural.

Los templos de Nikko se remontan a hace más de 1.200 años cuando el monje Shodo Shorin fundo aquí el primer templo. Con el paso de los siglos este lugar se convirtió en uno de los emplazamientos religiosos más importantes de Japón.

Para visitar los diferentes templos se puede comprar un bono que permite el acceso a los principales edificios, pero no al museo de Urushi.

El conjunto al completo es una visita obligada que se disfruta tanto por el entorno natural como por la belleza de los edificios, aun así hay que destacar el santuario de Tosho-gu y el de Taiyuin-byo:

Templo Tosho gu

Tosho-gu:

Este templo fue construido por el Shogun Tokugawa Iemitsu en honor a su abuelo Ieyasu. De concesión budista este monasterio está profusamente decorado, destacando la Puerta Yomeinmon, una Pagoda, o los establos sagrados, sin dejar de nombrar el Torreón, el Campanario, o el Honden o santuario interior.

Templo Taiyuin byo

Taiyuin-byo:

El templo-mausoleo del Shogun Iemitsu es sencillamente sublime. Situado en un entorno rodeado de cedros, una escalinata nos hace ascender traspasando una serie de puertas de bonita decoración; entre estas puertas destaca la llamada «Nitemon». Las demás puertas son también auténticas joyas de la arquitectura japonesa.

A %d blogueros les gusta esto: