Ancares en bici de montaña

Descripción del viaje:

      Cuatro amigos Fer, Luis, Mario y Yo (Pepe) iniciamos una ruta por Los Ancares.

      Durante cinco etapas pedaleamos por este espacio natural situado entre las provincias de León y Orense. Fueron un total de 180 km que nos permitieron conocer este bello territorio, done todavía existen casas de piedra con techo de centeno, bosques de hayas, robles, castaños, verdes prados, que dan cobijo a osos, lobos, ciervos, corzos, vacas, caballos,…. La filosofía de nuestros viajes es sencilla, trazamos una ruta por espacios naturales, intentando ir por caminos y siendo autosuficientes es decir dormimos donde podemos (cuevas, pórticos de iglesias, prados,…).

Las Etapas

         1ª VEGA DE ESPINAREDA- PEREDA DE ANCARES.

     Ruta dura, casi todo el tiempo subiendo, especialmente entre Bustargo y Villarbón , en dicho tramo a veces tuvimos que empujar las bicis. En este tramo encontramos unos paisanos muy salados que nos invitaron a unas cervezas. Estaban restaurando un pueblo abandonado, al que no llegan carreteras situado en mitad de un bosque precioso. La pista forestal que nos lleva a Candín tiene unos barrancos  espectaculares y la velocidad  45km/h nos ponen los pelos de punta. Cenamos pasta cocinada en el pórtico de la iglesia, donde terminamos durmiendo.

         2ª ETAPA PEREDA DE ANCARES – CAMPA DE BRAÑA

      Salimos del pueblo en dirección al puerto de los Ancares, con la incertidumbre de saber si es cierto lo de su dureza. Pronto comprobamos que sí, cada uno a su ritmo sube como puede. Para ayudarnos Una hembra mastín nos hace bajar de las bicis y pasar un poco de miedo. Con el ritmo roto por el incidente reanudamos la dura ascensión, al final la señal del 16% nos confirma lo que hemos sentido en las piernas. Una buena e interesante vista nos acoge al final del puerto. Decidimos ir a Suarbol y Piornedo. Espectacular bajada. En el pueblo visitamos una palloza museo que nos muestra como se vivía dentro de ellas. Nos llueve y esperamos dentro de un bar, a las  18:45 un claro nos anima a continuar hasta Campa de Braña, donde dormimos en un albergue muy acogedor.

          3ª CAMPA DE BRAÑA – ERMITA FOMBASALLA.
TOTAL KM 45

       Amanece el día lluvioso y frío, así que los preparativos son lentos. Después de consultar al dueño del albergue, la ruta a seguir nos llevará en primer lugar a Doira. Por el camino de bajada entre un bosque precioso, encontramos una gran excavadora que ha quitado el camino durante 100 m. Con las bicis a la chepa sorteamos el obstáculo con un poco de miedo ya que el firme de la pendiente es inestable, y la caída un poco fea. A partir de Doira el puerto del Portillón, luego espectacular bajada y Balboa, donde comeremos. Aquí hay un gran Palloza restaurada y convertida en Pub, que a buen seguro tendrá mucho ambiente de noche. Después de la siesta otra vez a subir cuestas. Este puerto nos llevará hasta Castejeira, donde cogemos agua en una fuente curiosa. A partir de aquí la subida la haremos por caminos de tierra, por lo que será más dura. Sólo Mario aguanta dando pedales. Al coronar el collado cogemos un camino equivocado que no nos lleva a Tejeira punto final según los planes. En el nuevo camino encontramos una ermita situada en un paraje espectacular por las vistas que tiene. Hay agua, bancos, techo, así que decidimos dormir en este lugar. La pega es el viento, pero el ingenio de Mario y Pepe permiten construir una choza entre los bancos donde dormimos nosotros dos y Luis. Fer más aguerrido se tumba en el pórtico, acertó porque el viento desapareció pronto.

           4ª ERMITA FOMBASALLA – BURBIA TOTAL KM 48

       Iniciamos la jornada pedaleando cuesta abajo, ¡que bien!. Corregimos el error de ayer buscando una ruta alternativa que nos lleva primero a Villar de Acero y después a Poquerizas , aquí intentamos comer pero el pueblo está casi abandonado, así que… a seguir pedaleando cuesta arriba, y que cuestas. Nuestro destino es Campo de Agua. Por el camino un paisano nos indica que la subida es muy dura y que al final no vamos a encontrar gran cosa. Luis no deja de alucinar con nuestra insistencia de ir a Campo de Agua. Por fin llegamos, 4 casas en pie, 5 o 6 derruidas, vacas y caballos. Estamos cansados, el sol aprieta y el Dalai Lama se quiere dormir la siesta. Comemos pan con aceite y galletas y con pocas ganas reanudamos el pedaleo dirección  Burbia, por un camino bonito de tierra entre bosques de castaños y robles .

Comemos en el albergue, después siesta y baño en un río de aguas gélidas, el más valiente Mario. Por la tarde tomamos unas cervezas en compañía de paisanos muy simpáticos que nos cuentas cosas interesantes del lugar. Terminamos un poco mal durmiendo en un prado muy a pesar de Luis que quería dormir en el Albergue y platicar con la camarera.

           5ª BURBIA – VEGA DE ESPINAREDA.

       Desayuno escaso de leche y galletas, para el fuerte  ritmo que ponemos. Mario, Fer y Pepe parecemos profesionales en plena carrera, demarraje, cambios de ritmo, … todo vale para coronar el primero. Después a bajar hasta San Martín de Moreda. A partir de aquí vamos recordando lo visto el primer día ya que el camino es el mismo pero al revés. Por fin llegamos al final Vega de Espinareda hace buen tiempo y al lado del coche hay unas piscinas donde nos bañaremos. Pero antes un buen bocadillo de cecina y unas cervezas tomados en la pradera de la piscina nos ayudaran a soportar las frías aguas de estás tierras. Como siempre en esto del agua el más valiente vuelve a ser Mario. Luis en su línea nos observa desde la orilla.

             CONCLUSIONES:

     Al final la ruta ha sido más dura de lo esperado por tener demasiados puertos. Pero de una gran belleza. Hemos atravesado bosques de castaños, robles,.. También hemos visto algunos parajes pelados de árboles fruto de incendios y talas. Pallozas y pueblos semiabandonados. En definitiva hemos descubierto, para nosotros, una de las zonas más desconocidas y abandonadas de España, la reserva Nacional de Los Ancares. Habrá que volver.

José Aceituno.

A %d blogueros les gusta esto: