Bardenas Reales

Bardenas Reales el Desierto de Navarra: 

Un territorio poco conocido en la península que sorprende por la plasticidad de sus yermas tierras.

Allí donde pensábamos que todo es verde y húmedo, encontramos un lugar inhóspito y lleno de aventura que sirve como plató a muchas de las películas y anuncios que creíamos rodados en lugares lejanos; todo un descubrimiento en nuestro propio país.

* EL Lugar:

Las Bardenas son un conjunto de peculiares tierras que se extienden por el sur de Navarra, en las proximidades de Tudela.

Un paisaje que antaño estuvo bajo el mar y gracias a la sedimentación de materiales provenientes del cercano Pirineo, conformó unas formas geológicas únicas y atractivas para todo amante de la naturaleza.
Más tarde el hombre logró encontrar alguna utilidad a esta yerma tierra y los pastores hicieron de ella su territorio.

Castildetierra Bardenas Reales
Castildetierra

* El Viaje:

Tras un primer intento de visitar esta tierra durante la Semana Santa, que fue inviable dado el mal tiempo que nos hizo, decidimos regresar a los pocos fines de semana.

Como de costumbre, realizamos el viaje con nuestra furgoneta, en la que podemos pasar noche o comer si es necesario.

El objetivo «deportivo» era ascender un par de montes situados en esta zona, El Piskerra y El Rallón, para más tarde hacer algo de senderismo y una visista turística a la muy cercana Tudela; nunca está de más ir «de pintxos».

Carcabas

Dentro del Parque Natural de las Bardenas Reales está prohibida la pernocta, ya fuese por libre o con las furgos o caravanas. Por ello decidimos ir al cercano santuario de la Ermita de la Virgen del Yugo, curioso lugar en el que hay un concurrido bar, así como un asador libre y unas vistas de las Bardenas sobrecogedoras. 
Es en este lugar donde libremente pudimos pasar la noche, sin sobresaltos con los guardas del parque, junto a otros furgoneteros y caravanistas.

Bardenas reales

*Cómo llegar :

Para llegar hasta esta zona de las Bardenas, teniendo como referencia de partida la ciudad de Tudela, tendremos que tomar la NA-134 hacia el cercano pueblo de Arguedas. Justo al pasar el km. 82 en dirección a este pueblo, tendremos que ir muy atentos para ver a nuestra derecha el desvío hacia las Bardenas, anunciado por un herrumbroso cartel escondido tras algo de vegetación. Tomando este desvío atravesamos unos cuantos cientos de metros de cultivos y llegamos a otra carretera-pista que tomamos a la derecha, para al poco tiempo ver una explotación ganadera a nuestro lado. Sin abandonar esta carretera nos iremos adentrando en las tierras de la Bardena Blanca. Sin abandonar la pista principal podremos llegar hasta el polígono militar, lugar donde se cierra el paso de esta pista principal. Una vez aquí podremos recorrer el perímetro de la base militar por la pista que la bordea, y así a modo de recorrido turístico ver los principales lugares de este desierto sin mayores complicaciones.

A %d blogueros les gusta esto: