Buzón de Cumbre

Buzón de Cumbre
Buzón del monte San Millán 2.131 m.

BUZÓN DE CUMBRE.
¿CONOCES SU HISTORIA?

Siempre que llego a una cima, me gusta buscar su buzón de cumbre, abrirlo y ver si alguien ha dejado una tarjeta, unas frases, una poesía, un pensamiento… y, es que, de todas las huellas que un montañero puede dejar en una cumbre, no hay otra más hermosa que las tarjetas y comentarios depositados en ellos.

Aunque como todo en esta vida, habrá opiniones encontradas, y no sin razón, ya que habrá personas a las que no le guste esta costumbre, puesto que estos buzones son elementos artificiales que no forman parte del entorno natural, pero como a mí consiguen emocionarme, os contaré el porqué de su existencia.

Está claro que, a día de hoy, sólo con ver el perfil de un amigo/a en las redes sociales, sabes que ha subido una montaña, o que ha coronado una cima, pero claro, antiguamente, demostrar estas hazañas requerían de otros métodos.

A principios del siglo XIX, podías encontrar los llamados “libros de cima” en cajas de latón, o cualquier tipo de envase donde pudiera preservarse esta información de las inclemencias de la montaña. Estos registros con formato de libro, dejaban constancia de quién había alcanzado la cumbre, y la fecha en la que se realizó. De esta forma, anualmente podía publicarse en la prensa deportiva los nombres de los alpinistas que habían realizado estas ascensiones.

Con el paso del tiempo, esta costumbre fue evolucionando, sustituyendo las cajas de latón donde se guardaban los libros, por un buzón, y el registro del libro por una tarjeta donde indicaban los datos relativos a la actividad que habían realizado, la fecha, condiciones meteorológicas, nombre del club deportivo que había realizado el ascenso…, y lo más importante, los datos de contacto para que el siguiente dejase su tarjeta, recogiese la que se encontraba en el buzón y se la enviase a su dueño por correo.

Buzón de Cumbre
Buzón del Monte Perdido 3.355 m.

Actualmente, la mayoría de los sistemas montañosos cuentan con algún buzón de cumbre, que suelen ser mantenidos por los clubes alpinos, con las formas y colores más variopintos.

Muchos son de gran belleza, he incluso tienen una elaboración realmente bonita, ademas de suponer un esfuerzo para aquellos que los llevan hasta la cumbre y que los mantienen en buen estado.

Si te animas nos envías cual es tu Buzón de Cumbre favorito, así tendremos una nueva excusa para salir a la montaña

Estos son algunos de los que nos hemos ido encontrado en este último año:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: