Aguja Dibona vía normal

Una ascensión increíble a una montaña única, por su ruta más asequible, os contamos como coronar la Aguja Dibona por su vía Normal.

Una montaña que se elevan hacia el cielo de forma impresionante y rotunda, toda una torre natural que a modo de monumento nos recibe incrédulos

Una escalada que de lejos parece imposible y que termina siendo relativamente sencilla y muy disfrutona.

Aguja Dibona vía normal
En la aproximación

Ascensión a la Aguja Dibona por su vía normal

Ante la imponente figura de esta aguja solo podemos tener dudas, pero si bien es exigente, por su vía normal se deja hacer por aquellos que sean iniciados en la escalada de forma básica

Sus dos últimos largos son como mucho de IV+ y III+, eso sí, con un patio de los que te harán dudar a cada movimiento.

Una ascensión que comienza con unos largos que se pueden hacer en ensamble, transitando por unas fajas estrechas y aéreas, y termina escalando por la placa final de la arista, hasta una pequeña cumbre, en la que a duras penas entran tres personas

La Dibona, enclavada en el macizo de los Écrins, Alpes franceses, será una actividad que recuerdes el resto de tus días, toda una ascensión por una vía que de normal solo tiene el nombre

Ficha Técnica:

FichaVía Normal a la Aguja Dibona
Actividad:Ascensión en Alpinismo
Dificultad: AD – / IV+
Altitud máx:3.130 metros.
Distancia: 15,50 km.
Desnivel: 1.876 m
Vía : Ruta normal por la cresta norte, vía normal
Esta semi equipada con alguno clavos y dos reuniones con cadena
Etapas:Dos jornadas
Tiempos:Aproximación 3 Horas.
Cumbre y regreso: 7 horas.
Material: Estival: casco, arnés, cuerdas fisureros o friends
Época: Estival
Niños: Solo escaladores
Perro: No
Destacable: En primeras fechas de verano puede tener terreno nevado
Track:Aproximación
Ascensión y bajada al coche
Completo

Te puede interesar:
Arista de Bernia / Ascensión al Weissmies /
Lago Lauvitel y Muzelles

Aguja Dibona vía normal
Justo antes de empezar a verla aguja

Lugar de inicio de ruta :

Para comenzar con la ascensión de aproximación tenemos que dejar el coche en el aparcamiento que hay al norte del minúsculo pueblo de Les Etage, el cual encontramos en la carretera D-530 entre los pueblos de Saint Chistophe-en-Oisans y La Berarde.

El aparcamiento es pequeño para albergar la afluencia de montañeros durante el verano por lo que hay que madrugar si queremos tener sitio..

Desde este aparcamiento bajamos por la carretera manteniendo la montaña a nuestra derecha, pasamos el pequeño pueblo y unos metros más adelante sale un sendero desde la mimas carretera que indica la dirección al refugio de la Dibona, llamado de Le Soreiller.

Refugio alpes
El refugio

Aproximación hasta el refugio de La Dibona

La aproximación es una larga caminata que se realiza por terreno despejado, por lo que de ser verano, hay que ir pronto o tarde para no pasar calor.

La primera parte se realiza, ascendiendo en dirección norte por la ladera de la montaña, haciendo amplias zetas, que nos permiten ganar altura rápidamente.

Llegados a un punto el camino se adentra en un corto desfiladero, y a la salida de este encontramos dos curioso puentes que nos hacen pasar sobre el torrente de agua que baja de los glaciares. Una vez pasemos el puente podemos alzar la cabeza, y mirar al fondo para maravillarnos con la forma puntiaguda de nuestro objetivo final.

Desde este punto donde ya podemos ver la Dibona, estanos parecerá inalcanzable, altiva y superior, todo un monumento de roca hecho por la naturaleza.

Se continua ascendiendo por la antigua morrena, hacemos un par de subidas a dos plateas y tras unas tres horas de esfuerzo continua, llegamos al refugio, que esta justo al pie de la cara sur de esta inmensidad que es la Aguille Dibona.

Aguja Dibona vía normal
Vista de la aguja

Ascensión hasta el pie de Vía

Desde el refugio tendremos que salir hacia la parte trasera del edificio, dejando la cara sur de la Dibona a nuestra derecha.

El camino está marcado y transita por entre grandes bloques de piedra, primero hay que alcanzar un mástil puesto en un promontorio, que si bien nos hace esforzarnos no llega a ni a ser un paso de II

Hecho este paso dejamos de ver el refugio y continuamos rodeando la montaña manteniéndola a nuestra derecha, varias son las sendas marcadas con hitos que nos conducen hasta la zona norte, y tendremos que elegir cual nos es mas cómoda

Si nos aproximamos más a la pared iremos trepandillo y si nos separamos avanzamos más rapido por la pedrera.

Una vez en la zona norte la senda gira hacia el sur y pone la pared a nuestra izquierda, momento en el que comenzaremos la escalada de la pared.

Aguja Dibona vía normal
Belén en el último largo

Escalada por la via normal de la aguja Dibona

Situados junto a la pared de la montaña, con ella a nuestra izquierda, la senda marcada con hitos se pierde ascendiendo por la pared de forma casi horizontal.

hay que pasar una serie de zócalos, cada vez más estrechos y aéreos, que se pueden hacer muy bien en ensamble, protegiéndolos pasando la cuerda por varios cuernos de roca que encontramos, o bien metiendo algún cacharro en las fisuras que encontraremos

Si bien este tramo es sencillo, si está muy expuesto, y con patio suficiente para amedrentar a más de uno. por lo que hay que ser precavido y progresar con seguridad.

Superada esta travesía, llegamos a la arista, y nos enfrentamos al primer largo de escalada, propiamente dicha. Hay un clavo en el que se puede asegurar el segundo mientras nos da cuerda.

Hacemos este primer largo, por un diédro abierto a la derecha, en el que se puede meter algún fisurero grande u un friend mediano, y aprovechamos los roñosos clavos que podemos encontrar en la fisuras del granito.

Superado el largo encontraremos una reunión con cadena muy bien montada, en un placa más o menos cómoda.

Salimos de la reunión por una placa de adherencia de III+, estrecha y con mucho patio. Hay pies pero sobre todo lo importante es mantener en nuestra manos el fino filo de la arista cimera.

Si sacas la cabeza por la derecha para mirar, te darás cuenta de donde estas subido y de lo importante que es asegurar cada paso.

En la placa no podemos meter nada, pero si estamos atentos podemos encontrar algún clavo que nos vendrá de lujo para asegurar el corto largo que hacemos hasta la siguiente reunión

Desde la segunda reunión, los pocos metros que nos faltan hasta la cumbre son más impresionantes que difíciles y se pueden hacer bien sin proteger, eso si extremando la precauciones.

En la cumbre no hay reunión alguna pero si un par de cuernos donde podemos montar una de fortuna sin mucho esfuerzo.

Aguja Dibona vía normal
David en la Cumbre

Descenso y regreso:

Una vez disfrutada la cumbre y sus vistas toca bajar.

los dos largos de escalda se rapelan sin dificultad, y el tramo de travesía se hace de nuevo en ensamble protegiendo los pasos más aéreos.

Por ultimo descendemos al refugio y de ahí al coche deshaciendo el camino que realizamos en la venida

recuerda ser precavido que la mayor parte de los accidentes se producen bajando.

Fotos de la Aguja Dibona por la vía normal:

Videos de la ascensión a la Dibona por la Via Normal

A %d blogueros les gusta esto: