Anboto por la Cresta

Hacemos el recorrido que une el pico de Larrano con el de Anboto por la Cresta, un recorrido aéreo pero relativamente sencillo de gran belleza.

El Anboto es una de las grandes cumbres vascas, uno de sus montes míticos, de gran belleza enclavado en un entorno que da envidia a todos los que no tenemos cerca esos verdes montes del norte peninsular.

En esta ruta al Anboto, tenemos una actividad de envergadura, sin la peligrosidad del paso del Diablo pero con un nivel moderado de dificultad y mucho patio a los lados del recorrido.

Anboto por la Cresta
Tramo final

De Larrano al Anboto por la Cresta

Esta ruta parte del puerto de Urkiola y nos lleva hasta la punta Larrano, para desde ella recorrer la cresta que nos separa del Anboto.

El Anboto es un monte lleno de leyendas, perteneciente al amplio elenco de montañas míticas de los montes vascos, todas ellas llenas de misterios, como es el caso de «La Dama del Anboto«

La Cresta nos permite ascender Ascender un total de cuatro puntas, Larrano, Kurutzeta, Elgoin, y Anboto, por un recorrido aéreo pero asequible. En nuestro caso y en época estival sin utilizar material alguno.

tanto el recorrido como el lugar donde nos encontramos, bien justifican un viaje hasta este lugar, los bosques de Urkiola, son sin duda alguna una maravilla para cualquier amante de la naturaleza.

FICHA TÉCNICA:

ActividadAnboto por la Cresta
Tipo Actividad:Ascensión
Dificultad: F+
Altitud máxima:1.331 metros.
Distancia: 12,5 Km
Desnivel: 811 m.
Tipo de ruta:Circular
Vía utilizada: Cresta de Larrano a Anboto
Etapas:Una
Tiempos:4 horas
Material: Estival ropa adecuada
Invernal: Crampones Piolet y Casco
Época Recomendada: Todo el año
Niños: No
Perro: No
Destacable:Cresterío muy expuesto a caídas
Track:Wikilock

Te puede interesar:
Txindoki / Dolmenes de Aralar /
Monte Balerdi

Arista vasca
Tramos de arista

Comienzo de la ruta:

Vamos a comenzar esta ruta en el puerto de Urkiola, en concreto en el aparcamiento dela ermita Santuario de San antonio de Urkiola, a este punto llegamos por la carretera Bi-623, en el tramos que une las localidades de Mañaria, con Otxandio.

esta zona es muy conocida por montañeros locales y esta muy bien indicada, pues el santuario también es muy visitado, por turistas

La ruta va a comenzar justo en unos carteles informativos junto a la pista principal que nos adentra en le parque natural.

Allí vamos a localizar el sendero que nos llega al Urkiolaguirre, una modesta cima de 1008 metros que vamos a coronar por sus vistas, eso si no hay niebla.

Hacia el Urkiolaguirre:

Ya que estamos aquí nos disponemos ha hacer una cumbre más de las que teníamos pensadas, el Urkiolaguirre. Para ello nos salimos de la pista principal y tomamos una senda que asciende sin tregua por terreno de hierva, sin dificultades reseñables, el camino va ganando altura hasta llegar a la amplia cumbre de este modesto pico.

La cumbre es amplia y estamos en un enorme pastizal, habitualmente lleno de ganado vacuno.

Urkiolaguirre
Cumbre Urkiolaguirre

Hacia el Pico Larrano:

Desde la Cumbre de Urkiolaguirre, descendemos por el este siguiendo la senda marcada en el verde pasto, hasta llegar de nuevo a la pista forestal bien marcada, a la entrada del siguiente valle.

Una vez en este punto giramos al norte, abandonamos las pistas para tomar una senda que asciende hacia la cresta del Anboto, superamos unas gradas de terreno algo desgastado, manteniendo a nuestra izquierda el valle de Larrano, hasta auparnos al cordal, justo a la altura de una caseta de pastores cerrada.

Seguimos unos metros en dirección norte, buscando subir el terreno pedregoso que nos separa de cumbre y llegamos sin muchas dificultades al punto más alto de la Punta Larrano, en el que encontramos una chapa con su nombre y un buzón de cumbre plateado.

Cumbre del Elgoin
Buzón de Elgoin

Camino a Elgoín:

Bajamos de Larrano por donde lo subimos y encaramos el comienzo de la creta, que por ahora es un amplio cordal con zona muy verde.

llegamos de nuevo a la caseta de pastores y avanzamos por la parte más alta del cordal hasta dejar a nuestra izquierda la pequeña ermita de Santa Bárbara.

Caminando por el verde prado que es por ahora el cordal, superamos un primer portillo que hay que saltar por el sitio habilitado para ello y poco a poco nos metemos en una zona algo arbolada, de la que salimos por otro portillo que nos saca a una zona más pedregosa y propia de una cresta, ahora llevamos el valle a nuestra derecha.

En un momento dado una senda continua a media ladera, pero nosotros giramos por una trocha en busca del filo dela crestas, ascendemos a las primeras puntas y desde estas avanzamos por el filo hasta llegar a la primera de las cumbre en la que encontramos placa y buzón nuevamente, estamos en el pico de Kurutzeta.

Bajamos entre las piedras de la cresta para enlazar con la corta subida a la siguiente punta de interés, y sin darnos cuenta encontramos el buzón del pico Elgoín.

Cresta
La Cresta

Por la Cresta hasta el Anboto :

Desde la punta Elgoín vamos a hacer el tramos más largo de la arista, si bien los primeros pasos son escarpados y afilados, según avanzamos la dificultad va a menos.

Avanzamos hacia el este, y con suerte si no hay niebla, podemos ver ya la cumbre pedregosa de nuestro objetivo, el Anboto.

La senda de lo alto de la cresta va bajando un poco hasta unirse a la ruta normal de ascenso a esta cumbre, y sin darnos cuenta nos llenamos de montañeros al llegar a este punto.

Avanzamos ahora por una ruta mucho mas utilizada y evidente, con cortas y fáciles trepadas, que en algunos casos hacen que los montañeros menos acostumbrados se apelotonen en los pasos.

Sin mucho más y tras unos cuantos metros de continuo desnivel alcanzamos la cumbre del Anboto con su hito y su característico buzón en forma de hacha.

Esta cumbre es muy visitada y si queremos algo de tranquilidad podremos avanzar un poco más por su arista para tener unos metros de distancia con el gentío que se apelotona en los días libres en su parte más alta.

Anboto por la Cresta
Arista de Caliza

Ruta de regreso a Urkiola:

Comenzamos el regreso bajando por la ruta normal de ascensión al Anboto, mucho más fácil pero más sobada y en continuo cruce con montañeros que suben o bajan por ella.

Esta tramo de continuos, pero fáciles destrepes, se hace entretenido y vamos bajando raudos hacia el valle. Llegamos a una zona algo arbolada que atravesamos en el último tramo de bajada, y aparecemos en el valle, tomamos la pista hacia nuestra izquierda y nos dirigimos al norte con el macizo que recorrimos por la cresta a nuestra derecha.

Al llegar a l punto en el que descendimos del Urkiolaguirre giramos a nuestra izquierda, y seguimos la pista sin abandonarla hasta llegar al aparcamiento del Santuario de Urkiola, donde tenemos el coche.

Fotos de la ruta del Anboto por la Cresta:

A %d blogueros les gusta esto: