Ruta al Anayet

Sin duda alguna, la ruta al Anayet es una de mis favoritas en Pirineos. La belleza de la ruta es enorme, caminas por un estrecho valle de alta montaña, llegas aun ibón magnifico, y haces dos ascensiones, una sencilla y otra algo más comprometida pero fácil.

Y todo esto mientras tienes unas de las mejores vistas de los Pirineos

Si amas los Pirineos, no te queda otra, si o si tienes que conocer y disfrutar esta ruta, un clásico entre las rutas de los Pirineos.

Pico de Anayet
Pico de Anayet

La ruta de los tres niveles al Anayet

Pues si, esta es una ruta que puede usarse como tres en una. Tres niveles de dificultad que nos permite ir acompañados por cualquier persona amante de la montaña

La Ruta al Anayet se compone de tres fases: Senderismo hasta el Ibón de Anayet, una ascensión sencillas hasta el Vértice del Anayet, y un tramo de alpinismo básico para llegar al pico de Anayet.

FichaRuta al Anayet
Actividad:Ruta y ascensión a cumbre
Dificultad: Media
Altitud máx:2.545 metros.
Distancia: 16,70 km.
Desnivel: +1.141 m
Vía : Via normal por la cadena
Etapas:Una jornada
Tiempos:La realizamos en una jornada con un total de 6 horas
Material: Al ser verano solo ropa adecuada y gorra.
Época: Verano (Julio de 2020)
Niños: Si
Perro: Si / Atados, hay ganado.
Destacable: Paso aéreo equipado con cadena.
Track:Descargar

Comienzo de la ruta:

La subida al Anayet comienza en aparcamiento del mismo nombre de la estación de Formigal. Aparcamiento Anayet, el cual durante los meses en que esta cerrada la estación permanece cerrado, lo cual añade unos dos kilómetros de carretera a la ruta pero son sencillos

Este aparcamiento se encuentra entre los kilómetros 23 y 24 de la carretera que une Sallent de Gallego con el Portalet. Podemos dejar el coche aparcado fuera de la valla que delimita la estación y entrar caminando sin problema

Hasta el Ibon de Anayet:

Pues sin dudas, atravesamos la puerta que da acceso a la estación de esquí, por la cancela que encontramos. Y comenzamos a recorrer el gr 11 o senda pirinaica, pues este tramo es coincidente con una de las etapas, por lo que solo tenemos que estar atentos a no perder las señales rojas y blancas.

Primero recorremos el tramo de carretera que nos separa de las instalaciones de la estación, una vez en esta, continuamos de frente, ascendiendo en paralelo a una de las pistas, que llevaremos a nuestra izquierda, manteniendo un arroyo a nuestra derecha.

Al poco, el camino se adentra hacia una garganta o valle menor, que aparece a nuestra derecha, y siguiendo el sendero, nos metemos en el, cruzando el arroyo.

Ahora la senda se hace más alpina, pues desaparecen las instalaciones de la estación y vamos ganando altura poco a poco.

Tras superar la última y marcada subida, salimos al llano del Ibón y podemos ver la impresionante pared del Anayet, y al fondo el Midi de Ossau.

Con esto concluimos la fase de senderismo y comenzamos la ascensión.

Ibón
Ibón de Anayet

Subida al Vertice del Anayet:

Desde la zona del Ibón, salimos manteniendo el rumbo del GR, y nos dirigimos al collado, llamado Cuello del Anayet.

Caminamos por las campas mullidas que hay en esta zona, que con su verde contrastan con el rojo de las paredes, pasamos sobre alguna fácil zona de roca y nos enfrentamos a la subida al collado.

Si bien no tiene grandes dificultades esta zona es empinada y nos hace esforzarnos.

Una vez en lo alto del collado, la ruta se bifurca, a derechas hacia el Pico y a izquierda el Vértice, en cualquiera de los casos, en este punto abandonamos el recorrido del Gr.

Giramos a izquierdas, para ir hacia el Vértice del Anayet, la subida es sencilla pero constante, mantenemos el cortado a nuestra izquierda y una caída moderada a nuestra derecha, el terreno se va descarnando según subimos hasta llegar a una zona sin vegetación, y de un característico color rojizo.

Por fin estamos en el punto más alto, el Vértice del Anayet, foto y a por el Pico.

Cumbre
Cumbre en el Vértice

Ruta al Pico del Anayet:

Desde el Vértice, deshacemos el camino hasta el collado, sin grandes dificultades, bajaremos de donde subimos, para estar de nuevo en el cuello del Anayet.

Desde el collado salimos en dirección norte, primero manteniendo la pendiente a nuestra derecha, a los pocos metros el camino gira y se enfrenta a la pendiente, y puede que en algún tramos usemos las manos para ayudarnos.

Pasada esta zona llegamos a un llano de roca arenosa, que recorremos para salir a la cara de la montaña que mira hacia el Ibon, la senda nos lleva hasta una pedrera que habremos de subir lo más elegantemente que podamos, y una vez superada, nos espera el paso de la cadena:

La cadena protege un paso que si bien en verano no es peligroso, si tiene muy mala caída, y hay que ir atentos y cuidadosos, los menos habituados pueden usar arnés y asegurarse a la cadena.

Superado este paso, continuamos para adentrarnos en la chimenea que nos conduce a la cumbre, hacemos un corto paso de trepada y entramos en ella, el camino es verdaderamente empinado, pero el principal peligro es la posible caída de rocas, llevar casco no esta de más.

Hecho este tramo salimos a la cumbre del Anayet, no demasiado grande y recogida, un gran premio con unas vistas inigualables.

Cumbre del Anayet
Cumbre en el Anayet

El Regreso:

El regreso lo hacemos por la misma ruta que nos trajo hasta aquí, poniendo cuidado en la bajada, y llegando hasta el Ibon donde hacemos un descanso para disfrutar de tan hermoso lugar

Eso si, hay sanguijuelas en las aguas de este Ibón, cuidado con bañarse

Te puede interesar:
Subir al Midi / Balaitus

A %d blogueros les gusta esto: