Travesía de la Zarza

Una gran ruta circular por la Sierra de Ayllón, que bautizamos como Travesía de la Zarza.

Pasamos tres días y dos noches en una de las zonas más remotas de las montañas de Guadalajara, un lugar de muy difícil acceso que nos descubrió la naturaleza primigenia de unas montañas por descubrir

Si eres de seguir tus propios caminos y disfrutar de la aventura, estas montañas son tu lugar y esta es tu ruta.

Travesía de la Zarza
Le llamamos puente del miedo

Travesía de la Zarza Sierra de Ayllón

Sobre plano, y con ganas de hacer algo diferente, configuramos esta ruta por una de las zonas más apartadas de la civilización que se conservan en el centro del país.

La ruta pasa levemente por la comunidad de Madrid y se realiza casi en su totalidad por el territorio de Guadalajara, en concreto en el sur de la Sierra de Ayllón, pasando por varios de los pueblos de arquitectura negra típicos de esta zona

Pasamos por bosques de hoja caduca, vadeamos ríos y cruzamos puentes de troncos, dormimos vivaqueando y recuperamos el gusto por la naturaleza en estado puro, en una actividad como las de antaño.

Las sensaciones en esta Travesía de la Zarza son genuinas, ya que tenemos que luchar con un terreno poco transitado y con sendas caídas en el deshuso, que nos obligarán a agudizar el sentido de orientación y trabajar bien con mapa brújula y gps.

Sin duda es una de las mejores rutas para aquellos que amamos caminar por lugares recónditos donde tener una experiencia genuina y muy próxima a la naturaleza.

Datos del trekking completo:

Ruta:Travesía de la Zarza / Sierra de Ayllón
Dificultad:Difícil
Altitud máxima:1.523 m.
Distancia total: 52 Km.
Desnivel: 1.911 m.
Etapas: Tres etapas.
Material:El adecuado a la época del año y circunstancias
Época del año:Primavera y Otoño
Niños:Si
Perro:SI
Track:Wikilock
Destacable:Pasos muy cerrados por la vegetación.

Otras rutas:
Circular de la Hiruela / Travesía 3000 ibones
Travesía Pirinaica Gr 11

Matallana
Praderas de Matallana

1ª Etapa: de la Hiruela a Matallana

Comenzamos a caminar a las pueblas del madrileño pueblo de la Hiruela, pues justo al llegar al pueblo por carretera, encontramos un alargado aparcamiento, lugar donde dejar el coche, y punto en el que encontraremos las señales rojas y blancas del Gr que vamos a usar para salir hacia la montaña.

Durante toda la etapa vamos a estar atravesando bosques por sendas y pista, hay que estar atentos para no perder las direcciones del GPS. Entre otros retos, tendremos que vadear un río, que si viene crecido nos hará mojarnos los pies.

La ruta gana altura para pasar cerca de la Pedriza de Matacuras y después descender hasta los amplios prados de Matallana, donde pasaremos la noche

Esta primera etapa nos sorprende por los bosques de hoja caduca que pasamos nada más salir de la Hiruela, y por las prados tan verdes y agradables del finde ruta, además en todo el recorrido, de más de 16 kilómetros, no pasamos pro pueblo alguno, y el último, Matallana, parece tener un único habitante.

Resumen de la etapa: 16,44 km / Desnivel + 506 m / Dificultad Moderada

Travesía de la Zarza
Más casas begras

2ª Etapa: de Matallana a la Vereda del Puente

Comenzamos la etapa más urbana de las tres, pues vamos a disfrutar de vario pueblos chiquitines pero de una arquitectura única y preciosa, La arquitectura de los pueblos negros de Guadalajara.

Salimos de Matallana, que apenas es una aldea hoy en día y con muchos de sus edificios en situación ruinosa, y nos dirigimos por una senda hacia un puente que nos dará acceso a otra gran pista que nos conduce por terreno desarbolado hasta el pueblo de Roblelacasa.

Atravesamos este pueblo de forma longitudinal y no dirigimos hacia el norte, el enorme Ocejón, ya se ve a nuestra derecha y nos va a acompañar casi toda la etapa.

Utilizaremos ahora las marcas de un Gr, en rojo y blanco que pasa en nuestra dirección para llegar hasta Campillo de Ranas, otro típico pueblo de la zona.

Seguimos hacia el norte para llegar hasta Robleluengo, último de los pueblitos por los que pasamos, y en el que abandonamos el Gr para tomar un SL de marcas verdes y blancas.

Aún seguimos hacia el norte, y vamos entrando en una zona mas húmeda y verde, terminamos atravesando unos bonitos pastos junto a un arroyo para llegar hasta unos antiguos molinos llamados Casas de las Vírgenes, donde habremos de estar atentos para tomar la senda que sale hacia el oeste por el bosque y termina atravesando la carretera.

Vamos aprovechando sendas y pistas para ir girando hacia el oeste y llegar al collado de Garcia, punto elevado desde el que vamos a descender, por una cañada, al poco tomamos una senda a nuestra derecha que nos lleva a media ladera hasta la carretera y la cruzamos, vamos descendiendo por sendas y trochas, para llegar al punto donde descansaremos durante la noche.

Pasamos la noche en la Vereda del Puente, pradera junto al río Jaramillo, uno de esos puntos en los que parece que por fin te pudiste esconder del mundo con éxito.

Resumen de la etapa: 19,35 km / Desnivel + 728 m / Dificultad Moderada

Una cascada
La cascada que encontramos

3ª Etapa: de la Vereda del Puente a la Hiruela:

Nos enfrentamos a la ultima etapa y a ala más compleja de todas en cuanto a orientación, sobre todo por lo agreste del lugar, que nos obliga a pelear con la vegetación para continuar con la marcha en la dirección adecuada.

Lo primero es cruzar el río Jaramilla, y para ello cruzamos el que llamaos puente del Miedo, pues tan solo eran unos troncos viejos y carcomidos, con una fina capa de cencellada por encima que los hacia más resbaladizos.

Una vez al otro lado comenzamos a subir, y al llegar a una bifurcación decidimos ir en busca de una enorme cascada que allí hay, para lo cual subimos unos metros hasta encontrar una senda que nos lleva al pie de la cascada

Una vez retomado el camino, bajamos hasta la senda y buscamos el paso idóneo del Arroyo del Cañamar, que si bien aparecía en el mapa, en la realidad no estaba, y tuvimos que utilizar unos arboles caídos para superar este obstáculo, una vez al otro lado la vegetación había hecho desaparecer la senda, y más por esfuerzo que por sabiduría logramos mantener el rumbo para llegar al camino del Molino.

Por el camino del molino avanzamos a media ladera por el bosque, atravesamos una gran pedrera y continuamos hasta un collado desde el que vemos muy próximo el pueblo de Cabida, en donde no vimos ni un alma.

De Cabida salimos por la parte alta y por terreno cómodo avanzamos hasta llegar a una carretera que cruzamos, a partir de este momento volvemos a pelear con la vegetación y avanzamos por sendas y trochas que bordean el monte de Cabeza Grande y después suben a la cumbre de Peña Casa recorriendo el cordal entre piedras para evitar la densa vegetación.

Llegamos al Collado de Gordo donde encontramos una surgencia de agua a modo de fuente natural, y continuamos bajando por las sendas que nos parecen más cómodas hasta los bosques de pinos, donde encontramos una senda marcada en blanco y amarillo que nos permitió avanzar mucho más rápido.

La senda aparece y desaparece pero nos permite llegar hasta el área recreativa, el Molino, a las afueras de la Hiruela.

Subiendo al pueblo completamos la travesía de la zarza, y nos ganamos una merecida cervecita por tan dura etapa.

Resumen de la etapa: 17,14 km / Desnivel + 720 m / Dificultad Difícil

Fotos de la Travesía de la Zarza:

A %d blogueros les gusta esto: