La Pedriza de Manzanares

La Pedriza de Manzanares
Rutas y Escalada

Hay pocos lugares tan especiales como La Pedriza, muchos aún no conocen que este tesoro que hay en el centro de la península, es sin lugar a dudas, único en el mundo.

Las formas caprichosas de las rocas dan un paisaje inexplicable a La Pedriza de Manzanares, haciendo que sus montañas, llamadas riscos, sean conformadas por una sola roca, lo que es iguala decir: «En La Pedriza, las piedras son del tamaño de montañas».

Pero hablar de la Pedriza es mucho más que eso, pues aquellos que la conocemos sabemos, que se trata de un sentimiento de una forma de sentir la naturaleza, para hacer los que nos gusta.

En ella tenemos un lugar exclusivo para el senderismo, el trekking o escalada. Teniendo en todas estas actividades una singularidad especial.

Hacer senderismo en la Pedriza es diferente, pues en muchas de sus rutas, nos vemos obligados a trepar, o pasar bajo enormes rocas, arrastrándonos como lagartijas con nuestras mochilas en la mano, correr hasta el coche tras liarnos por sus intricados senderos

La escalada, esa escalada singular, con sus vías de adherencia, que nos ofrece una forma diferente de afrontar este deporte, sus paredes lisas nos obligarán a aprovechar hasta la más mínima rugosidad para progresar, desesperando y enamorando a cada pegue.

Excursionistas, montañeros y escaladores tienen en Madrid este tesoro que les espera, con su fauna, su vegetación sus enormes riscos y sobre todo con su aventura, mucha aventura en las dosis que uno pueda dominar o sufrir.

Riscos
Cerca de las Torres

¿Donde está, la Pedriza?:

Esta maravilla se situada dentro del termino municipal de Manzanares el Real, pueblo del noroeste de la Comunidad de Madrid.

Toda la Pedriza, esta englobada en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, por lo que tiene una especial protección y tratamiento.

Las dos puertas de acceso más habituales para llegar a los bosques y risco de La Pedriza, son Canto Cochino, y El tranco.

A ambos lugares podemos llegar en coche pero, a Canto Cochino con ciertas restricciones pues para llegar hasta allí hay una barrera que regula el trafico privado, dada la enorme afluencia de publico, con un horario para pasar .

Por el Tranco se entra sin esas restricciones pero si con problemas de aparcamiento en los días festivos, por lo que tendremos que madrugar si queremos aparcar cerca.

La Pedriza de Manzanares
Una senda en la Pedriza

¿Como es la Pedriza?:

La Pedriza es uno de los mayores conglomerados graníticos de Europa, un lugar repleto de riscos que le dan un perfil inolvidable.

El territorio lleno de canchales, ricos y barrancos, se extiende por 3.200 hectáreas, y está dividida en tres zonas, Pedriza Anterior, Posterior y Alcornocal

El Alcornocal, se situada al sur, limitando con la parte norte del pueblo de Manzanares el real, siendo esta zona la de menor altura, pues no superando los 1.110 metros en su punto más alto, conocido como el cerro del Alcornocal

La Pedriza Anterior se extiende al norte de la zona del Alcornocal, y a modo de circo, va alternando riscos y valles, Siendo su punto más elevado el Risco de los Fantasmas 1.727 m, y el del Yelmo con 1.719 m, siendo este último emblema de esta zona

La Pedriza Posterior, se presenta al norte de toda esta zona, enlazando con la conocida Cuerda Larga, y tiene una forma clara de Circo en forma de C orientada hacia el sur, quizás sea la más inhóspita y agreste, y tiene su mayor altitud en La Torres con 2.029 m.

Hablando del paisaje, tenemos una conformación de riscos y canchales junto con una masa forestal que va desde el matorral de rivera a la alta montaña, pasando por extensos pinares. La singularidad de sus enormes piedras con caprichosas formas, hace que muchas zonas se conozcan con curiosos nombres, El Laberinto, El Pájaro, La Tortuga, etc. Este paisaje ha hecho que más de una ocasión se convirtiera en plató de cine, y la viésemos en más de una película de vaqueros como si fuera un sitio remoto, o en el caso de Conan el Bárbaro, como un lugar de fantasía.

Risco del Pájaro
El Pájaro

¿Que ver en la Pedriza?

La respuesta es ta clara, un paisaje único que nos sorprende a casa paso.

Si nos apetece pasear por la zona baja podremos ir junto al manzanares y pasear por los pinares y alcornocales, haciendo un senderismo familiar y agradable que nos permite disfrutar sin grande esfuerzos.

Adentrarnos por la Pedriza anterior nos permite conocer sus imponentes riscos y podemos disfrutar cualquier día de ver como cordadas de escaladores se afanan por llegar a las cumbre de rocas tan enormes como montañas.

Los numerosos riscos que tienen formas caprichosas son míticos, tales como «El Pájaro», «el Elefantito» o «la Aleta de Tiburón», entre otros muchos.

La Pedriza de Manzanares
Bosques d ela Pedriza Posterior

Hacer senderismo:

El senderismo por la Pedriza es una actividad singular, diferente y muy gratificante que nos puede llevar desde la forma más sencilla y tranquila de este deporte hasta la mas atlética y exigente.

Las rutas en su parte baja, nos permiten disfrutar de bosques y ríos, y sus rutas más alejadas, nos adentran en unos paisajes únicos, que nos hacen esforzarnos para encontrar cada giro del camino. Podemos perdernos por el «Laberinto» o llegar hasta las Torres para recorrer el cordal principal de l Pedriza Posterior. También podemos hacer la ruta integral de la Pedriza, que con sus más de 20 kilómetros podemos hacerla en un día o servir para un trekking de dos, durmiendo bajo cualquiera de las rocas que se utilizan como vivac.

Risco del Pájaro
El Pájaro

Escalar:

Escalar en la Pedriza es sinónimo de hacer adherencia, una peculiar forma de trepar que hace de este lugar una escuela diferente y un reto único en el mundo. La enorme cantidad de vías, repartida por zonas supera las dos mil vías y supera los mil quinientos bloques

Su entorno ofrece todo tipo de escalada, pudiendo hacer deportiva, clásica o artificial, todas estas modalidades en riscos clásicos que nos sirven de reto.

La guía de escalada de editada por Desnivel y escrita por Luis Santamaría nos ofrece más de 2000 vías, situadas en sus zonas, dándonos información de como acceder desde las diferentes puertas a La Pedriza

Las rocas son graníticas con muy pocos agarres, siendo necesario tener una buena técnica de pies, cualquier rugosidad de la roca nos servirá para equilibrarnos y luchar por darnos un paso, que si bien puede no estar vertical, de seguro nos hará pensarnos cada movimiento, apretando hasta el final sin contemplaciones.

Son famosos los alejes entre chapas, zonas lisas como la lija que nos harán avanzar temerosos hasta una chapa que vemos a muchos metros de nosotros, sin posibilidad de meter nada más entre medias.

Donde comer en la Pedriza:

Muchas son las opciones en el pueblo de Manzanares el real, el cual es la entrada a esta zona del Parque Natural, pero además de esto, dentro de la misma Pedriza tenemos varios sitios reseñables por su situación.

Junto al río Manzanares está el Quiosco la Foka, en el cual podemos tomar un refrigerio, en la zona de, el Tranco hay otro quiosco, el Jardín de las Delicias y dos restaurantes, Casa Julian y el Yelmo.

En la zona de Canto Cochino hay dos chiringuitos más, el Mesón del Montañero y Casa Torrero, en los que el cocido y los pollos asados son un clásico. Además de las comida podemos tener un gran desayuno en ellos, antes de comenzar la actividad del día.

Nevado
Nieve en la Pedriza

Leyendas de La Pedriza:

El paisaje único y diferente de esta zona de Guadarrama, con todos esos riscos de formas caprichosas ha hecho que sean muchas las diferentes leyendas que tienen por escenario a La Pedriza

Lo recóndito de muchas zonas hizo que varios grupo de bandoleros se refugiaran en ella y esto dio historias para mucho contar y junto con otras podemos destacar las siguientes:

La Cueva de la Mora / El Cancho de los Muertos / Paco el Sastre / El Origen

1 La Cueva de la Mora:

No parece muy original, ya que en otras zonas de nuestro país hay historias similares, pero no por ello no deja de ser una de las mejores historias de campamento que podemos contar en el Refugio Giner de los Ríos.

Se cuenta, que la hija de unos ricos musulmanes se enamoro de un joven caballero cristiano, y su familia, contraria estos amores, decidió retenerla en la cueva que hay frente al refugio, justo al este de Peña Sirio. La joven languideció esperando a su amado, que nunca regresó para ayudarla. Y aún hoy, en las noches cerradas, la joven camina en busca de su caballero entre las rocas y riscos, vagando sin rumbo y sin vida, pero desesperada por la perdida de su amor verdadero.

Quizás son suerte, o no tanta, puedas encontrarla si sales a pasear por esa zona.

2 El Cancho de los Muertos:

Una más de Bandoleros, que en tiempos fueron frecuentes aquí entre los riscos.

En esta ocasión la leyenda cuenta como un grupo de forajidos secuestraron a una joven adinerada de Madrid, la llevaron hasta la Pedriza, donde estaba su campamento.

Una vez allí, y pedido el rescate, fue donde dos de los bandoleros decidieron aprovecharse de la joven. Al enterarse el jefe de todos ellos, decidió impartir justicia, y mando matar a los dos secuaces en el Cancho donde estaban, el primero fue arrojado sin problema al vacío, pero el segundo se agarro a la pierda del jefe y los dos, cayeron por el precipicio.

El hecho de que los tres cadáveres se mantuvieran allí durante tiempo dio nombre a esta zona, ya conocida desde entonces como el Cancho de los Muertos

3 La Banda de Paco el Sastre:

Varias fueron las bandas de bandoleros que pasaron por esta comarca, agreste y llena de escondites.

Pero quizás la de Paco el Sastre, nos deje uno de los mejores episodios del paso de esta gente por aquí.

En el año 1840, la banda mejor posicionada en la Pedriza, era de la de Paco el sastre, que en realidad se llamaba Francisco de Villena. este hombre cual curro Gimenez, era compañero del famosísimo Luis Candelas.

En 1848 lo metieron preso en Madrid, junto con Mariano Balseiro, y entre los dos consiguieron fugarse al año siguiente. Tras esto regresaron a la Pedriza, y allí organizaron el secuestro de los hijos del Marqués de Gaviria, Manuel y Paco. Los dos chavales fueron conducidos al campamento que estaba junto al conocidísimo Tolmo.

Una vez pedido el rescate, el padre ofreció una recompensa por los bandidos, y las gentes de la zona decidieron ir a por ellos. Los bandoleros, saliendo de «najas», dejando a los niños en el campamento pues no querían hacerles daño, y estos fueron rescatados.

Al poco tiempo los dos bandidos fueron descubiertos cerca del rastro madrileño, juzgados y ajusticiados, por esta y otras fechorías

4 Origen de La Pedriza

La guerras entre los diferentes riscos de la Pedriza, son las leyendas que en tiempos inmemoriales explicaban la formación de este lugar. La Pedriza Posterior Rivalizaba con la Anterior, y se declararon la guerra. Los diferentes risco de ambas zonas se lanzaron a la batalla, y de esta primera Guerra salió victoriosa la Pedriza Posterior, esta, para recordar la victoria creó al «Peña de la Bota». Tras muchos años, la Pedriza Anterior, resentida por la derrota, se lanzo de nuevo al combate por sorpresa, y para mostrar su victoria erigió un «Yelmo de Mambrino» en sus dominios.

Llegada la paz, se marcaron los límites entre las dos con el Canto del Tolmo, y se nombró un guardián llamado «El Centinela», risco colocado en el Collado de la Dehesilla, para vigilar el cumplimiento del acuerdo de paz.

Más Información:

Horario de la Barrera de la Pedriza:

La Pedriza
Horario de la Barrera de La Pedriza

Te puede interesar:
Ruta al Giner / Ruta al Yelmo / Refugio de la Pedriza
Wikipedia / Leyendas del Aneto

1 comentario en «La Pedriza de Manzanares»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: