Cibollés y cresta

Invernal al Cibollés y Cresta del Tozal de Portet

Al principio del invierno de 2019 fuimos hicimos esta magnifica ruta circular que nos permitió Subir al Pico Cibolles y recorrer la Cresta del Tozal de Portet, en modo invernal, con todo su trayecto lleno de nieve, lo que le dio un punto genial a toda la actividad.

Todo gracias a nuestro experimentadísimo amigo Juanant que junto con Tere, su mujer nos acompañaron en sus esquís de travesía.

Cibollés y cresta
En la cumbre
Ficha Técnica:

Actividad: Recorrido por arista

Dificultad: Media pasos de I+ y II

Altitud máx: 2.740 m.

Distancia: 9 km.

Desnivel: +879 m / – 879 m

Tipo de vía: Circular

Etapas: Una

Tiempos: 4:30 h

Material: Casco Crampones Piolet

Epoca: Invernal

Niños: No

Perros: No

Destacable: Ruta muy agradable con pasos muy aéreos y un paso con cadena de II

Track: Ver

Punto de inicio de Ruta:

Para comenzar la ruta aparcamos en el aparcamiento de la estación de esquí de Cerler, en el Plano de Ampriú. En nuestro caso la estación estaba abierta y a pleno rendimiento por lo que toca madrugar para encontrar sitio.

Por la pista del Gallinero:

Comenzamos la ruta entrando en la estación de esquí, y en dirección sur primero y al poco, giramos al este, a la derecha de nuestra marcha, para enfilar las pistas del Gallinero, las cuales subimos poco a poco, con el consiguiente desnivel.

Recorremos por completo las pista y terminamos girando a nuestra izquierda para tomar la loma que se dirige en dirección sur hacia la cumbre del Pico o Punta Gallinero de 2.728 metros de alto.

Una vez en este pico ya estaremos en la arista que vamos a recorrer, ahora ancha y tranquila, peor que se irá afilando.

Hacia el pico Cibollés y la Cresta:

Giramos hacia la izquierda según la dirección que nos trajo a este primer pico, es decir hacia el oeste, comenzamos bajando hacia un primer collado, y poco a poco encaramos la rampa nevada que lleva hacia la cumbre del pico Cibollés.

La dirección que tomamos la mantendremos por toda la arista, y solo con esfuerzo y sin dificultades técnicas llegaremos a la cumbre más alta del Pico Cibollés de 2.749 metros de alto.

Por el Cibollés y la Cresta fina:

Salimos del Cibollés en sin abandonar la parte alta de la arista, primero bajando hacia un collado, para acometer la parte la afilada del recorrido y tras esto, nos espera un primer paso en subida de I+ como mucho, que se resuelve fácilmente, y después un paso de II equipado con una cadena que da ambiente a la ruta. Algo más vertical nos obliga a ser cuidadosos.

Superados estos problemitas, entramos en la subida hacia la zona del Tozal de Portet.

Por el Tozal del Portet:

Recorrer esta zona de cresta es mucho más sencillo pues es más amplia, y cómoda. En nuestro caso pasamos algo por debajo de la zona más alta por la cara sur, pero no presenta dificultades reseñables.

Una vez pasado este tramo llegamos a un collado en la cota 2.644, donde encontramos el lugar para comenzar a bajar en busca de las pistas de esquí.

De regreso a Celer:

Una vez en este collado giramos hacia el norte y comenzamos a bajar por las palas de nieve en busca de las pistas que vemos al fondeo, una vez en estas, es fácil recorrerlas buscando los caminos que conducen al aparcamiento de la estación de esquí.

Una vez en el aparcamiento habremos completado el recorrido de llevándonos para casa la cumbre del Cibollés y la Cresta del Tozal de Portet, junto con una gran experiencia.

También te puede interesar:
Cresta Cruz de Olvena

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: