Galana y Ameal de Pablo

Esta ruta a la Galana y Ameal de Pablo, nos permite disfrutar de dos de las más bonitas cumbre de la sierra de Gredos

Dos montañas que no podrás olvidar por su paisaje y su compromiso, sin duda dos de las más grandes de esta cordillera, siempre eclipsadas por el cercano Almanzor

Ruta a la Gala y el Ameal de Pablo

Realizamos una ruta que partiendo de la plataforma de Gredos, alcanza el refugio del la Laguna Grande, desde este recorremos la ruta a la Galana primero y al Ameal de Pablo después.

Para regresar bajamos por el Gargantón, regresando a la laguna por la zona norte y de ahí tomar el camino de regreso hasta el coche

Puedes hacer esta ruta en el día tal y como hicimos nosotros, o bien pasando noche en el refugio lo que te hará dividir el esfuerzo en dos jornadas.

Galana y Ameal de Pablo
En la Cumbre de la Galana

Ficha Técnica

FichaRuta a la Galana y al Ameal de Pablo
Actividad:Ascensión
Provincia:Ávila
Dificultad: PD+ / IIIº +
Altitud máx:2.563 metros.
Distancia: 22 km.
Desnivel: + 1.510 m
Vía : Circular desde la Plataforma de Gredos
Etapas:Una jornada / Posible en dos
Tiempos: Nueve horas y media.
Material: Estival: Ropa Cómoda y adecuada (material para rapel)
Invernal: Casco crampones y Piolet (material para rapel)
Época: Todo el año
Niños: No
Perro: No
Destacable: Muesca de la Galana IIº
Acceso al Yunque del Ameal IIIº+ Bajar rapelando
Track:Wikiloc

Te puede interesar:
La Mira / Gran Galayo /
Almanzor

Comentarios sobre la Ruta

Ante nosotros tenemos una de esas rutas que no se olvidan fácilmente, un día, o dos, que vamos a recordar y gozar durante mucho tiempo.

Las vistas de la Galana son increíbles, y seguramente compiten y ganan soltura a las del Almanzor. Por otro lado, el ascenso al Ameal de Pablo, y sobre todo a su punto más alto, situado sobre una roca conocida como, el Yunque, hará que tengamos asegurada la dosis justa de adrenalina.

Ademas de la belleza de estas cumbre, tenemos otras alicientes, como la tranquilidad de esta ruta que evita el mayor gentío que se produce en la ruta que lleva al Almanzor, haciendo ademas un recorrido que por muy poco no llega a ser circular.

En definitiva una gran actividad para montañeros iniciados que quieran tener un fin de semana lleno de emoción.

Laguna
Laguna

Comienzo del Ruta

Vamos a comenzar en el aparcamiento de la plataforma de Gredos, al cual llegamos desde el pueblo de Hoyos del Espino.

Desde el pueblo parte una carretera bien asfaltada que se dirige al sur y que permite llegar al aparcamiento en unos 20 minutos, la carretera AV-931.

Para comenzar a caminar nos dirigimos al final del asfalto, manteniendo el rio a nuestra izquierda, puntop en el que encontramos el comienzo de un sendero bien marcado y en losado con grandes piedras. Es por este sendero por el que vamos a hacer la primera parte de la ruta a la Galana y el Ameal de Pablo.

Fuente de los Geólogos
Fuente de los Geólogos

Destino los Barrerones

Dejando atrás la carretera, avanzamos en constante subida, sin mucho desnivel pero sin dejar de subir por este sendero enlosado.

Mantenemos el río a nuestra izquierda, hasta que el sendero gira a la derecha y comienza a separase de el, entonces ganamos altura con más fuerza, sin dejar en todo momento el sendero más evidente, vamos avanzando por prados de alta montaña hasta llegar a unas lagunas situadas en el conocido como Pardo de las Poza, donde un puente nos ayuda a cruzar la zona sin mojarnos.

La senda continua igual pero con mayor desnivel para subir la zona de «las Paredes Negras», y tras hacer este repecho, nos encontramos con la Fuente de los Cavadores, lugar en el que reponer agua si se quiere.

Desde la fuente comenzamos a superar un fuerte desnivel, en dirección oeste, sin abandonar el sendero principal, llegamos a lo más alto, colocándose frente a nosotros un cortado que da a la Laguna Grande y al otro lado las principales cumbres de Gredos, habremos llegado a la zona de los Barrerones.

Galana y Ameal de Pablo
La Galana

Llegar al refugio de la Laguna

Desde los Barrerores es sencillo llegar hasta el refugio, además lo normal es verlo al otro lado de la laguna Grande.

Comenzamos el descenso hacia la laguna por la senda sin posible perdida, llegamos pronto a una nueva fuente y continuamos bajando mientras hacemos zetas.

Una vez en la zona baja y junto a la laguna, debemos mantener esta a nuestra derecha y recorrer su orilla hasta llegar al refugio.

Hasta los pies de la Galana y el Ameal de Pablo

Desde el refugio vamos a comenzar la verdadera ascensión a nuestros objetivos de hoy. Partimos por la senda más evidente, pues por unos minutos continuamos por la misma ruta que lleva al Almanzor.

Hay que estar muy atentos y a los pocos metros, al altitud de 2019 metros tendremos que girara a nuestra derecha hacia el norte y seguir unos hitos que nos llevan por una canal que parece estrecharse a cada paso, hacia el noroeste, ascendiendo cada vez más.

En primera instancia subimos viendo el Ameal de Pablo por su cara sur, y tenemos que ir manteniéndolo a nuestra derecha, hasta que logramos salir a una planicie donde vamos a ver la Galana frente a nosotros, y la torre final del Ameal a nuestra derecha

Estamos, en la planicie que forman las dos gargantas que se encuentran entre estas dos montaña, a nuestra izquierda según subimos la amplia Canal de los Geógrafos, y a nuestra izquierda el Gargantón, por el cual bajaremos al terminar la escalada.

Galana y Ameal de Pablo
Ruta al Ameal

Ascensión a la Galana

Desde este punto situado entre las dos montañas, acometemos la primera de las ascensiones, y nos lanzamos hacia la Galana.

Primero hay que superar una canal algo descompuesta que nos va a dar acceso al cordal superior. Para ello seguimos los hitos y subimos sin pausa por esta fuerte pendiente de cantos sueltos

Una vez en lo alto seguimos la senda hacia nuestra derecha, unos metros planos y volvemos a subir, ahora por una pedrera de cantos grandes, que vamos saltando para ir subiendo.

Sin darnos cuenta llegamos a un tajo enorme que parecer cortarnos el camino hacia lo más alto

Estamos en «la Muesca de la Galana», un paso en destrepe catalogado de IIº que si hacemos de frente es más difícil, por lo que os recomiendo ir bajando mientras nos desplazamos a la izquierda según vamos, lo cual nos hará mucho más fácil este tramo.

Una vez en la Muesca, nos toca subir hasta la cumbre, hacemos un primer y coto paso de IIº en casi en adherencia para alzarnos a la otra parte de la montaña, y tras este comenzamos una constante pero sencilla trepada hasta la zona más alta, en los últimos metros bordeamos la cumbre hacia nuestra izquierda y ganamos un corte en la roca que nos da paso a la cumbre, donde tenemos que hacer un saltito para llegar a la roca más alta de todas, consiguiendo así la cumbre de La Galana.

Para bajar desharemos por completo todo el camino hasta llegar de nuevo a los pies del Ameal de Pablo.

Muesca Galana
Belén en la Muesca de la Galana

Ascensión al Ameal de Pablo:

Una vez bajamos a la planicie entre montañas, dejamos atrás la subida a la Galana y nos dirigimos a la canal que vemos en el Ameal de Pablo, vamos ganando altura por las rocas, primero grandes y lisas pero que se pueden pisar, y siguiendo los hitos, nos metemos en la canal llena de bloques de granito.

Subimos estos grandes bloques y nos quedamos en un collado que separa dos agujas, la que nos interesa es la de nuestra derecha.

bajamos unos pocos metros de la canal que se abre hacia la laguna, y a la derecha vemos unos hitos que se aúpan por la pared, tenemos que hacer esta zona de subida, ganando terraza a terraza mientras seguimos los hitos, es un lugar en el que hay que mantener la atención ya que el terreno esta muy descompuesto.

Sin pausa llegamos a una zona en la que vemos una enorme fisura por la que podemos pasar a la otra cara, y al hacerlo, nos situamos bajo el paso clave a la cumbre de Ameal, el conocido Yunque esta sobre nuestra cabezas, y es claramente la zona más alta

Un paso de IIIº de unos dos metros y medio de alto y aparente mente plano nos cierra el paso, pero no es tanto su dificultad técnica como su dificultad psicológica, la caída no es buena por corta que sea. El paso es muy difícil de proteger, solo unos fisu o unos friends entran en una grieta que queda a la altura de nuestros tobillos.

Nos pegamos bien a la roca y buscamos este paso sacando la mano derecha por donde nos deja, una vez arriba, vemos que hay preparado un descuelgue para rapelar este paso que en bajada puede ser mucho más complicado que en subida.

Esta montaña con la cumbre tan rota, presenta otros puntos que por muy poca altura no llegan al del yunque, y que son interesantes de visitar antes de bajar, si os apetece hacerlo, eso si, siempre con prudencia.

Para el descenso, hacemos lo mismo que en la Galana, deshacemos lo caminado hasta la planicie entre montañas.

Galana y Ameal de Pablo
Últimos tramos del Ameal

Descenso por el Gargantón:

Una vez estamos de nuevo abajo entre Galana y Amela nos dirigimos hacia el norte bajando por la garganta que allí encontramos, «el Gargantón».

Este descenso es sencillo, pues seguimos los hitos que avanzan por la garganta bajando cada vez más, si bien se presentan varias bifurcaciones que tratan de evitar las zonas que puedan quedar nevadas en primavera.

Los pasos que damos pueden parecer expuestos pero se hacen bien, en nuestro caso llegamos hasta una canal que tenía mucha humedad en la que había una vieja cuerda fija que nos ayudo a seguir bajando

Llegado a un punto la bajada se hace más asequible y nos encontramos con una serie de lagunillas que hacen de este paisaje una maravilla absoluta.

Desde la más grande de las lagunas continuamos bajando unos metros, pegados al arroyo, has que llegado un momento vemos un hito a nuestra derecha en una faja alta que nos permite atajar hacia el camino que nos sacará del gargantón.

Caminamos hacia nuestra derecha, a media ladera manteniendo la garganta a la izquierda hasta salir de nuevo al camino principal.

Galana y Ameal de Pablo
Belén por el Gargantón

De camino a la Laguna Grande

Situados en el camino principal, este primero gira hacia el este, y comienzan a subir para cruzar al otro lado de la montaña en la que estamos. La subida es fácil y corta y la transición llevadera.

Cuando el camino gira al sur, comenzamos a hacer una serie de zetas ya en bajada, y al poco vemos las aguas de la laguna Grande de Gredos. Poco a poco nos acercamos hasta la laguna y buscamos los hitos que nos llevan por su borde, manteniendo sus aguas a nuestra derecha de nuevo, y una vez llegamos al otro lado, nos encontramos con la senda que recorrimos por la mañana para llegar hasta el refugio.

Regreso a la Plataforma de Gredos

En este punto solo nos queda girara a nuestra izquierda hacer la subida hasta los Barrerones y deshacer el resto del camino que hicimos para llegar hasta ellos por la mañana.

Fotos de la ruta a La Galana y el Ameal de Pablo:

A %d blogueros les gusta esto: