Lagunas de Neila y Calderas

Una auténtica pasada de ruta un recorrido que termina convirtiéndose en toda una aventura que nos permite conocer las Lagunas de Neila y las Calderas

Tenemos una ruta que rodea las lagunas y nos permite ver toda su grandeza, pero además hacemos un desvío hasta las Calderas que nos va a hacer sacar lo mejor de nosotros mismos para superar este mini descenso de barranco.

Lagunas de Neila y Calderas

El recorrido al rededor de las lagunas es una senda relativamente sencilla, pero tomar la variante hacia las Calderas complica el recorrido tanto como aumenta su interés montañero.

Las lagunas de Neila, de origen glaciar, son un tesoro geológico y paisajístico que se esconde en la Sierra de la Demanda burgalesa, y el recorrido de las Calderas es un tesoro aventurero a descubrir por los más montañeros.

Te contamos este recorrido que te pondrá a prueba, obligándote a superarte un terreno de fortuna, duro, agreste y muy aventurero…

Vista de la caldera
Cascada de la Caldera

Ficha Técnica: Ruta por Lagunas de Neila y Calderas

FichaRuta por Lagunas de Neila y Calderas
Actividad:Senderismo Avanzado
Provincia:Burgos / Rutas
Zona:Sierra de la Demanda
Dificultad: Poco Difícil
Altitud máx:2.048 metros.
Distancia: 15 km.
Desnivel: + 780 m
Vía : Lagunas de Neila y Calderas
Etapas:Una jornada
Tiempos:Siete horas
Material: Ropa adecuada
Material para Rapel
Época: Verano
Niños: No
Perro: No
Destacable: Si se quiere completar hay un rapel por el río
Interesante hacer con buen tiempo y calor
Track: Descarga la Ruta para GPS >>.
(Compatible con Wik loc, Garmin, etc.)

Te puede interesar:
Travesía de la Zarza / Pico del Lobo /
Circular de la Hiruela / Pico Ocejón

Como es la Ruta:

La ruta de las Lagunas de Neila es sin duda un precioso recorrido que en días de buen tiempo nos permite conocer una de las zonas más bonitas de la provincia de Burgos.

Y la combinación con la bajada a las Calderas, convierte el recorrido en salvaje y divertido, nos exige ser abiertos para resolver un laberinto de matorrales, rocas y pasos inundados por el arroyo

Recorrer las lagunas es senderismo, pero bajar hasta las Calderas es hacer un mini barranco que si vamos a completarlo, necesitaremos una cuerda y todos los elementos y conocimientos necesarios para rapelar

Dado que nos metemos por el agua esta parte del recorrido es ideal para los días de calor, y tendremos que estar atentos a posibles crecidas del arroyo por si esto complicara el recorrido.

Toda una mini aventura que nos ha emocionado y que tuvimos que resolver a nuestra forma…. Atrochando

Donde comenzamos la ruta

En nuestro caso comenzamos la ruta en el aparcamiento que hay en el mirador de San francisco, al cual llegamos por pista forestal tras salir del pueblo de Neila.

En los días de mayor afluencia de publico el acceso este aparcamiento esta cerrado y hay que dejar los coches en otro mucho más grande que hay a tan solo un kilometro

En ambos casos, son buenos lugares para la furgoneta

Pino Centenario
Pinos centenarios

Del Mirador a la Laguna de la Cascada

Comenzamos el primer tramo de la ruta haciendo unos pocos metros por el asfalto de la pista, hasta llegar a la altura de unos carteles informativos sobre el parque. y las lagunas. Justo detrás de este cartel, sale una senda que baja monte a través entre pinos metiéndose por el bosque

Este primer tramo se caracteriza por ser muy arbolado, y pasar por unos ejemplares de pino que posiblemente superen los 300 años de edad, toda una pasada

Una vez logramos atravesar este bosque en bajada, aparecemos en otra pista forestal que tomaremos dirigiéndonos a la izquierda.

Ahora el desnivel casi desaparece y transitamos por la pista por terreno llano hasta salir a la primera de las lagunas que vamos a visitar, la Laguna de la Cascada

Lagunas de Neila y Calderas
Laguna de la Cascada

A lo alto de Laguna Negra

El camino nos lleva hasta el borde de la Laguna de la cascada, y para continuar tomamos una senda que por unas rocas nos cruza el arroyo de alivio de la laguna y nos lleva hasta una amplio refugio piramidal, que abierto en su servicio presenta un des cuidado estado de conservación.

Desde este refugio, continuamos la senda por terreno boscoso, cruzamos un tramo pantanoso durante los meses de lluvia y nos dirigimos a unas grandes rocas que forman una caverna conocida como la Cueva de los Potros.

Continuamos ahora por una senda que se dirige al noroeste, en clara subida, y nos enfrentamos a un desnivel creciente, si bien nosotros tuvimos que buscar los mejores pasos por estar todo nevado, los lugares que estaban despejados dejaban ver que el sendero esta bien marcado en el terreno

La ascensión se hace algo pesada pero llevadera, y la senda nos termina sacando a una amplia loma que transita con la siguiente laguna a nuestra izquierda,

Según ganamos altura las vistas van siendo cada vez mejores llegando a un punto en el que, desaparecen los arboles y tenemos una vistas sublimes sobre la laguna Negra a nuestra izquierda y las principales cumbres de la Sierra de la Demanda a nuestra Derecha.

Alcanzado el punto más alto en esta ascensión tenemos a nuestros pies la laguna Negra, no confundir con la de Soria, y vamos a cambiar de dirección para comenzar la ruta a las calderas. Si queremos no hacerlo, podemos recorrer lo que resta de cordal hasta el alto de la Campiña y ahí continuar rodeando y visitando ls lagunas de Neila

Lagunas de Neila y Calderas
Lagunas de Neila y Calderas

Por el Arroyo Palazuelo a las Calderas

Desde el cordal nos dirigimos al sur oeste, dejando a nuestra espalda las lagunas, y primero mantenemos la ruta sobre la parte de loma más elevada del camino, buscando los pocos hitos que indican la dirección que llevamos

En todo momento debemos buscar y mantener a nuestra derecha el barrando que se va formando y llegado el momento, tenemos que dirigirnos hacia el cauce buscando el mejor paso posible

Son muy pocos los hitos que encontramos, y la maleza esta muy crecida y nos impide transitar con fluidez, por lo que en más de una ocasión nos veremos obligados a encontrar la mejor opción pasando entre matas y sobre piedras resbaladizas, comienza la aventura.

En algún tramo aflora una senda que nos permite avanzar, y poco a poco se van elevando a cada lado las paredes de este barranco, tenemos un par de pass bajo grandes rocas que nos recuerdan a la Pedriza, y pasados estos, llegamos a una poza que deja ver al fondo, en el interior, de unas rocas una cascada. Si queremos pasar tenemos que mojarnos los pies, y una cuerda puesta a modo de pasamanos nos ayuda a no resbalar

Continuamos descendiendo el rio y llegamos a una nueva marmita de agua que tenemos que atravesar tratando de no mojarnos, entramos en esta caldera y la recorremos por su borde saltando de roca en roca, subimos unos paso y hacemos unos destrepes más hasta llegar un paso muy lavado que termina en una caída. Si no tienes equipo de rapel hasta aquí llegó tu recorrido, hay quedare la vuelta y subir por donde bajaste, pero….

Por el barranco
Lagunas de Neila y Calderas

Alternativa de fortuna

En nuestro caso, sin cuerda y en diciembre con muy pocas ganas de mojarnos más alto de las pantorrillas, decidimos retroceder y encontrar un paso entre las muralla del barranco en el lado este.

Logramos encontrar una que nos hizo trepar entre matorrales para después hacer un corto pero comprometido paso de IIIº y salir a la parte superior donde encontramos un inmenso y tupido pinar.

Fuera del barranco, recorrimos el bosque manteniéndonos a nivel para atrochar hasta llegar a la senda que sale de las Calderas, una vez en ella alcanzamos una pista forestal y comenzamos la subida hacia las lagunas por a ruta establecida antes de comenzar la actividad.

Lagunas de Neila y Calderas
Pinares

Al alto de la Campiña

Terminado el tramo de las Calderas, acometemos la mayor subida de esta ruta, para llegar hasta el alto de ja Campiña de 2049 metros y enlazar con el sendero de las Lagunas de Neila.

Al llegar ala pista forestal que encontramos en el bosque. la seguimos en dirección sur este , sin muchas dificultades, pero cuando esta va a desembocar en otra pista hay que estar atentos y tomar otra que los primeros metros va en paralelo, y que esta ya muy descuidada y abandonada por lo que caminamos por una zona, que ya no es pista y esta siendo tomada por la vegetación.

Este tramo que asciende con desnivel muy contenido, tiene tramos pesados por el estado de esta inexistente pista que nos obliga a luchar con la vegetación.

Concluido este tramo alcanzamos un sendero mucho mejor marcado, que gira al norte y comienza a ascender de forma muy evidente y algo dura, las señales en los troncos de los pinos al menos evitan tener dudas sobre la buena dirección que hemos tomado.

Subimos y subimos sin parar, vamos llegando a la zona donde los arboles desaparecen y las señales con ellos.

Estamos ya en la zona pedregosa y parece que vamos a. llegar la cumbre peor esta no llega y los hitos son escasos, pero no hay duda, hay que ir en busca de la zona más alta, hasta llegar a la cumbre

Una vez en ella tenemos a nuestra vista la Laguna negra y bajo nuestros pies la laguna larga, estamos en la senda de las Laguna de Neila.

Cumbre Campiña
Buzón del Campiña

A la Laguna Brava

Desde este alto comenzamos de nuevo a seguir la senda de las Lagunas, las cuales mantenemos a la izquierda según caminamos.

Llegamos a un primer contrafuerte que baja pero lo dejamos y nos dirigimos a nuestra derecha por una senda poco marcada pero con varios hitos. Lo principal es mantener las laguna a nuestra izquierda y al llegar la extremo de la última, buscar un sendero que baja abruptamente por el bosque hasta ella

Hay que estar muy atentos pues es fácil saltarse la bajada. Una vez en ella, si no es peligrosa de bajar si que es delicada y hay que ir buscando el mejor de los senderos.

La senda termina justo a la altura de un refugio cerrado que es explotado como alojamiento de montaña, una vez en el llegamos a la orilla de la Laguna Brava.

Lagunas de Neila y Calderas
Laguna Brava

Fin de ruta por las Laguna de Neila y las Calderas

Desde la laguna Brava tomamos la senda que va rodeando esta y nos lleva hasta una pista que en pocos metros nos saca a la última de las lagunas, la de los Patos

Desde esta última laguna tan solo nos resta seguir la pista que nos saca en da hasta la barrera que impide el paso a los vehículos y tras esta hacemos los pocos metros que nos faltan para llegar hasta el mirador de San Francisco.

Fotos de la Ruta de las
Lagunas de Neila y las Calderas

A %d blogueros les gusta esto: